LOS CARACOLES

 

LA PREPARACIÓN DEL OFICIANTE

Con independencia de sus dotes adivinatorias, el oficiante debe hacer o tener antes de comenzar las ceremonias para el registro una preparación, que consiste en unas ceremonias para que su espíritu este dispuesto sin ninguna perturbación para poder comunicarse limpiamente con el corazón del Dilogún.

EL RITUAL DE LOS CARACOLES

Para que la Fuerza Energética ilumine al santero llevándolo por el camino correcto para ayudar a la persona a encontrar la solución que esta buscando, se hacen toda una serie de pequeñas ceremonias, de esta forma los caracoles pueden hablar con precisión al realizar el registro con los caracoles, funcionando la adivinación con independencia de la caída de los caracoles sobre la estera.
Una mano de caracoles consta de 16 conchas, y además se les une una serie de enseres llamados Ibo: Una piedra chiquita generalmente oscura que en la legua lucumí se dice: Otá. Un caracol distinto a los del Dilogún que se buscara en la arena, que en la legua lucumí se dice: Allé; una semilla de guacalote, que en la legua lucumí se dice: Egué Alló, Una cabeza de muñequita pequeña, n lengua Lucumí: Erí Aguoná, y una pelotita de "cascarilla" ( En Lucumí: Efún)

Están establecidas 17 maneras o formas en que pueden caer los caracoles, y dependiendo de cada una de estas 17 formas así será el resultado del registro que provea el Dilogún. Este requiere de una preparación antes de nacer, ya que estos caracoles se obtiene cerrados y mediante unas ceremonias se consiguen abrir, la ceremonia representa que están vivos y por tanto pueden hablar, de esta forma el Dilogún se interpreta de dista forma según si cae boca arriba o boca abajo. Cuando un caracol cae boca arriba y los demás boca abajo es: 1 Ocana 2 Ellioco 3 Ogunda 4 Elorozun 5 Oché 6, etc...
La mente de la persona que consulta se une a la mente del santero provocando el dialogo de los caracoles, de esta forma se suman los poderes de adivinación del oficiante con la mentalidad de la persona consulta al entrar en contacto con el ritual.
Este sistema utilizado por los santeros para ayudar a las personas a encontrar respuestas en su vida presente y futura, se puede centrar en el pasado para poder ver cosas que han sucedido y que marcan el presente de la persona y/o el futuro, de esta forma se puede encontrar un camino que repare y mejore tanto el presente como el futuro.
La consulta, para que sea más completa ,la podemos dividir en los diferentes aspectos que el consultante desee. Así el Dilogún podrá hablar con más detalle de aquello que el consultado desee conocer a fondo.

DILOGGUN

El oráculo del diloggun es utilizado en la religión yoruba o santería para comunicarse a través de caracoles y los igbos con los orishas. Los caracoles que utilizan son 16, los cuales tienen una de sus partes abiertas, cuando esta parte cae boca arriba se dice que habla y por tanto se cuentan la cantidad de caracoles que hablan que corresponden con un signo diferente. O a combinaciones entre ellos que pueden llevar a diferentes recomendaciones y que hablen diferentes Orishas.

Signos del Caracol

Los signos del caracol son 16.
1. Okana. 2. Ellioko. 3. Oggunda. 4. Irozo. 5. Oshe. 6. Obbara. 7. Oddi. 8. Elleunle. 9. Osa. 10. Ofun. 11. Ojuani. 12. Ellila. 13. Merinla. 14. Metanla. 15. Marunla. 16. Merindiloggun.
Sistema de consulta oracular mediante caracoles cauri. El santero tira 16 caracoles, pero está autorizado a leer sólo 12. Del 13 en adelante manda al visitante a que se registre con un babalawo. Cuando se tiran los caracoles y se da la explicación de las letras que salen y sus significados. Estos dicen lo que está pasando, le pasó o le va a pasar al consultado y las recomendaciones para conducir sus actos. Suele escucharse que un oricha habla por determinado número.

Las letras del Diloggún son, según los caracoles que caigan bocarriba: Ocana o Okana (1), Eyioko o Eyioco (2), Oggundá (3), Irosun o Iroso (4), Oché o Ché (5), Obbara (6), Oddí (7), Unlé, Eyeúnle o Yeúnle (8), Osá (9), Ofún (10), Ojuani (11), Eyinlá o Eyilá Chebora (12). Los que no lee el santero: Metanlá (13), Merinlá (14), Marunlá (15) y Meddiloggún o Metadiloggún (16). Todos bocabajo Ocha Kuaribó, no habla nadie. Se le llama letras menores a Oché (5), Obbara (6), Oddí (7), Osá (9), Ojuani (11), el resto son letras mayores.

ODDUN MENORES
5, 7, 9, 11

ODDUN MAYORES
1,2,3,4,6,9,10,12,13,14,15 Y 16

PARA PEDIR LA MANO

Se pide la Izquierda con
Todos los oddun mayores y:a6 2-5 1-4 1-6
Se pide la derecha con:
Todos los oddun menores y:
5-9 11-3 5-12 5-6 6-12 7-6 11-1 9-12 5-11 5-7 11-10

Es importante destacar que durante el desarrollo de un registro y como regla invariable los oddun mayores se tiran una vez y las menores dos veces. Para registrar con el Diloggun hay que tomar en cuanta la forma en que estos han caído sobre la estera en la cual se está consultándole primer paso a seguir es la Moyugba, pidiéndole desde Olofi hasta el último santo incluyendo los muertos, tanto sus familiares como aquellos que han pertenecido a esta religión y que usted conoce de su sabiduría y también a los vivos, su Madrina, Padrino, Yubbona y santeros mayores y menores, y todos los Oluos que usted conoce para que le den el Achè.

 

LOS ODDUN

OCANASORDE / EYIOCO / EYEÚNLE / IROSUN / OBBARA / OCHÉ / ODDÍ / OSÁ / OFÚN-MAFÚN /

OGGUNDÁ / EYILÁ-CHEBORA / OJUANI-CHÓBER

OCANASORDE

Refrán: por uno empezó el mundo, si no hay bueno no hay malo.
Patakí: había una vez una persona que era amiga de las discusiones, y se buscaba la enemistad y la antipatía de todos los que lo trataban, pero no era de malos sentimientos. Esta situación llego a tal extremo que se vio solo y hubo de abandonar el pueblo en el cual vivía. A la salida del pueblo se tropezó con un comerciante que venía con un perro tirando de su mano.
Al verlo se le acercó y le pregunto cómo andaban las cosas, para lo cual este le respondió -como siempre - para unos bien y para otros mal. El comerciante al ver que este iba a abandonar el pueblo le aconsejó que se rogara la cabeza, pues era una orden del Rey de ese condado, la cual quien no la cumpliera debería morir.
El hombre, porfiado de hecho, le respondió que el no obedecía ordenes de ese Rey, pues iba a abandonar ese pueblo. Siguiendo su camino, y a lo largo de unas leguas, los soldados del Rey al verlo y notar que no había cumplido las ordenes del soberano, lo tomaron preso y lo encerraron con los tigres pensando que era un cabecilla del ejercito contrario, donde fue devorado por los mismos.

EYIOCO

Refrán: flechas entre hermanos
Patakí: Odé era un cazador que vivía con su mujer, y todo lo que cazaba lo ponía al pie de un árbol y Olofi venía y se tomaba la sangre. Un día su mujer le preguntó por qué él traía los animales sin sangre, y él le contestó que eso no le importaba.
Ella se quedó callada, pero un día tomó el saco donde Odé echaba la cacería y le echó ceniza, y en el fondo del saco hizo 3 agujeros para que la ceniza se fuera regando y así poder seguir el rastro, ya que quería averiguar cómo y por qué los animales venían sin sangre.
Odé tomó su saco de caza y su arma, y salió como de costumbre, sin darse cuenta que lo perseguían. Cuando llegó a donde estaba Olofi, este le preguntó que con quien había ido, y él le contestó que con nadie. Olofi le preguntó quién era esa mujer que estaba escondida detrás de unos arbustos, y Odé le dijo que no sabía. Entonces Olofi dijo: ¨ Curiosa, si sangre quieres ver, sangre tendrás para siempre.¨ Ahí nace el periodo de la mujer.

EYEÚNLE

Refrán: La cabeza lleva al cuerpo, un solo Rey gobierna un pueblo
Patakí: Onle era un hombre de mucho rango y muy formal, muy respetado por su edad y riqueza. Viéndose tan alabado comenzó a creerse que era inmortal y se volvió vanidoso y orgulloso. Olofi al ver eso, mandó a decirle que cambiara su manera de ser, porque él lo había creado con poder y riqueza, no con orgullo y vanidad; pero Onle no le hizo caso, y dijo que si su cabeza no lo vendía, no había quién lo comprara.
Un día Olofi mandó una tormenta que derrumbo parte del palacio de Onle, y como este tenía cierta edad y poca agilidad, no podía reparar el solo el derrumbe. Desesperado fue a donde Olofi, y este le marcó ebbó, y le dijo que si lo hacía iba a levantar su palacio, y Onle le obedeció.
A los pocos días un grupo de sabios fueron a ofrecerle ayuda y comenzaron la reedificación, pero cuando iban por la mitad comprobaron que tenían muchos conocimientos pero poca práctica, y cuando hicieron la liga de los materiales olvidaron echar arena, por lo tanto cuando pusieron los ladrillos, estos no quedaron firmes y el viento comenzó a mover lo que estaba construido, por lo que tuvieron que parar el trabajo. Empezaron a discutir y llegaron a la conclusión que faltaba el albañil, este era ahijado de Mofá, y Olofi le había hecho una rogación para que encontrara una oportunidad de trabajo. Después que trataron el asunto, el albañil les dijo que la única manera de el aceptaba era si Onle le hacía un contrato permanente nombrándolo jefe de los albañiles del palacio. Una vez firmado el contrato, se volvió a reedificar el palacio con mezcla firme y sólida. 

IROSUN

Refrán: Nadie sabe lo que hay en el fondo del mar
Patakí: Había una madre que estaba muy triste porque su hijo iba de gobernador a otra tierra, pero el hijo le dijo que no temiera, pues el iba con sus mejores amigos, ya que los había escogido el mismo. Salieron rumbo a la tierra que los esperaba para tomar el puesto de gobernador, pero llegaron a un lugar en el cual había que pasar por unas cuevas, y el fue el primero en entrar, pero sus amigos le taparon la salida porque le tenían mala voluntad, ya que iba a desempeñar un cargo que ellos no habían podido conseguir, pero no llegaron a matarle porque el mar rugió de tal manera, que sus aguas llegaron hasta las cuevas y lo sacaron, saliendo ileso y llegando con vida a su destino.

OBBARA

Refrán: de la leyenda nace la verdad
Patakí: Obbara salió a cazar al monte y trajo un carnero.
Lo preparó para comer y empezó a asarlo, y el olor del asado llegó tan lejos, que unos comerciantes que pasaban por allí lo sintieron, les gustó tanto el olor y además tenían tanta hambre, que buscaron de dónde salía tan rico olor. Al llegar a casa de Obbara, le dijeron que los dejara comer allí porque ellos iban muy lejos y tenían hambre, no sabían cazar y querían comer con él, pero como el carnero no era tan grande, Obbara dejó que se lo comieran ellos solos.
Cuando acabaron de comer estaban tan llenos que las alforjas y hortalizas que llevaban les resultaban muy pesadas y dejaron la mitad allí. Cuando se fueron Obbara abrió las alforjas y de las mismas cayeron joyas y telas preciosas, y entre las hortalizas que habían dejado, vio que las calabazas estaban llenas de monedas de oro.

OCHÉ

Refrán: Sangre que corre por las venas
Patakí: Un comerciante que venía de lejos, cansado y fatigado. Con tanta sed que apenas podía ver bien, se encontró en el camino con un grupo de personas que estaban sentadas a la orilla de un charco de agua infestada y fue a hablar con ellas. Estos por maldad le dijeron que tomara agua si tenía sed, y como no veía bien por la fatiga y el cansancio, tomó de ella. Después de calmar su sed, siguió su rumbo, y con el aquellas personas, que no paraban de hacerle burlas, al poco rato cada cual tomó su derrotero, y el comerciante siguió por su lado, pero para su mayor sorpresa, el agua infestada comenzó a surtirle efecto y la sangre se le descompuso, al tiempo que le salieron llagas en la piel y quedó muy enfermo.

ODDÍ

Refrán: donde se hizo el hoyo por primera vez.
Patakí: Aruma y Odima siempre andaban juntos, pero Aruma le tenía envidia a Odima porque andaba mejor que él y siempre le estaba preguntando cómo se las arreglaba para conseguir mejores cosas que él. Un día Aruma invitó a Odima a tomar y hacer cierta cosas, pero éste dijo que no, entonces Aruma le dijo que le prestara 3 monedas, Odima le dijo que no las tenía en ese momento. Al otro día Odima se fue a registrar y le dijeron que no prestara ni malgastara dinero, pero que tampoco fuera avaricioso. Cuando se encontró con Aruma, este lo invitó a jugar al interés con unos cuantos amigos. Odima fue el ganador y tuvo que prestarle a Aruma 3 monedas. Odima fue cada vez más para atrás, su suerte no era la de antes, por lo que decidió ir a probar fortuna a otro pueblo, pero no ganó más que 2 monedas. Siguió caminando y de tanto andar las ropas se le deshicieron encima, llegó a estar tan cansado que tuvo que guardar las 2 monedas entre los dientes porque las manos se le cansaron. Entonces vio un río y como tenía tanta sed, fue a tomar agua y las monedas se le cayeron al río y fueron rodando hasta el mar. Odima corrió detrás de las monedas, pero cuando llegó al mar le salió un guardián y le dijo que no podía pasar, entonces Odima le explicó que estaba buscando 2 monedas que se le habían caído y estaban en el mar.
El guardián le dijo que tenía que esperar a que el dueño llegara al otro día, y lo invitó a comer pescado salado. Esa noche tuvo que dormir en unos arrecifes, hasta que por la mañana Olokun le preguntó qué era lo que él quería, y Odima le contó. Olokun le dijo que su casa era muy rica y que en ella había muchos tesoros y monedas, le sacó un puñado de ellas y le preguntó cuál de esas eran las que se le habían caído, pero Odima se acordó que le habían dicho que no fuera avaricioso y tomo sólo las dos monedas que estaban marcadas por sus dientes. Olokun al ver su honradez le regaló una cesta llena de joyas y monedas. Odima siguió caminando hacia el pueblo y cuando llegó Aruma le preguntó que de dónde había robado todo eso, pero Odima no le hizo caso y siguió su camino.
Aruma lo volvió a llamar y se pusieron a discutir de tal forma que terminaron yéndose a las manos, y se hirieron con sus armas. Después no se hablaban pero continuaron odiándose.

OSÁ

Refrán: Su mejor amigo es su peor enemigo
Patakí: Todos los pájaros se reunieron para comerle los hijos a Ou (el algodón), y no lo dejaban florecer. Un día Ou fue a casa de Orula y le contó lo que estaba pasando con los pájaros y sus hijos, y Orula le mando que hiciera ebbó, y así lo hizo.
Desde entonces a Ou le empezaron a salir unas espinas en el capullo, que es donde tiene a sus hijos, y cuando los pájaros venían a picarlo se hincaban y tenían que retirarse. Así fue como Ou pudo conservar a sus hijos

OFÚN-MAFÚN

Refrán: Donde nace la maldición
Patakí: Ofún era una persona que le gustaba criar hijos ajenos, porque él no tenía hijos. En la casa continua vivía un matrimonio que tenían una hija, esta se llamaba Ananagú. Ofún y el matrimonio se trataban de compadres, y un día Ofún les dijo: ¿por qué ustedes no me entregan a Ananagú para criarla?, donde los padres accedieron.
Ofún era un hombre muy misterioso, donde su religión era tener fenómenos del otro mundo, cosa muy seria esta, la cual tenía en un rincón de su casa en alto y tapada con una sábana blanca, dándole consejos Ofún a Ananagú que nunca intentara ver ni acercarse tras las sábanas.
Pero un día la curisidad de Ananagú fue tal, que esta olvidó lo que le dijo Ofún, y buscó una escaleras y se subió para ver lo que tanto escondía Ofún tras esas sábanas. Al ver lo que escondía Ofún, con tanto misterio, su susto fue aterrador, de manera tal que cayó sin conocimiento al suelo.
En es instante entraba Ofún con la madre de Ananagú, que al verla Ofún se dispuso a levantarla muy apenado, pero la madre le dijo a Ofún muy enérgica: devuélveme a mi hija, como yo te la entregué, usted le echó maldiciones, devuélvamela como tal se la entregué. 

OGGUNDÁ

Refrán: discusión, tragedia, la cuchilla
Patakí: Cierta vez todos en un pueblo se reunieron para hacerle la guerra a Olofi, entonces este mandó a hacer juntas de todo el pueblo y buscó a Oggún para que le arrancara la cabeza a todos. Oggún fue arrancándolas y amontonándolas, hasta que llegó Orula que fue el ultimo en llegar. Oggun le preguntó por qué llegaba tan tarde, y Orula le contestó que él no quería pelear con su padre Olofi. Entonces Olofi le dijo a Orula: ¨ Ya que has llegado tarde, porque no querías pelear conmigo, siempre llegarás tarde y serás el último en hablar, pero serás el Rey del pueblo.

EYILÁ-CHEBORA

Refrán: Fracasado por revoltoso, cuando hay guerra el soldado no duerme
Patakí: Moderiko, el hijo de un Rey, era muy atrevido, al extremo de ser odiado por todo el mundo. El padre estaba muy triste al ver el descontento de sus súbditos, y acordó en un consejo concederle la corona a quien cazara un elefante. Ese día Moderiko se había mirado y no tenía los animales para el ebbó que le marcaron, por lo que entró en un patio y se llevó los animales para realizar el ebbó, poco después vio un elefante, y con las flechas que le quedaron del ebbó, le disparó y lo mató, dejándolo tirado en el lugar.
Pero sucede que un caballero del reino encontró el elefante muerto, le sacó la flecha y se presentó en la corte con ella diciendo que él había matado al elefante y el lugar donde lo tenía. Los miembros de la corte fueron y lo vieron, y cuando empezaron los preparativos de la fiesta para coronarlo, Obbatalá le contó a Moderiko lo sucedido, y este enseguida se presentó reclamando sus derechos ante los consejeros del reino, los cuales lo tomaron como otra de sus majaderías; pero tanto insistió, que los consejeros acordaron que Moderiko debía escoger entre miles de flechas que le iban a presentar cuál era la suya.
La prueba le fue favorable, entonces le exigieron que llevara otra flecha igual, lo cual hizo muy bien, y fue proclamado Rey por su suerte y herencia. 

OJUANI-CHÓBER

Refrán: Sacar agua con canasta, mal agradecimiento
Patakí: El camaleón tenía un solo color, y carecía de collar. Como era muy envidioso, odiaba al perro, porque siempre lo veía de distinto color y con un collar puesto.
Un día el camaleón le preguntó al perro como se las arreglaba para ser como era, siempre de color diferente y con collar, a lo que el perro no contestó, entonces el camaleón se dijo: ¨ voy a ver como es posible esto ¨. Al otro día fue a ver a Orula para buscar la forma de ser igual al perro, y este le comentó que debía tener cuidado y no ser tan envidioso, pues el mal que el pudiera desear a otros, podría revertírsele, a lo que el camaleón siguió en su insistencia de ser igual al perro.
Al ver Orula la insistencia del camaleón, le marcó rogación y le dijo: ¨ vaya, ya está usted como quería estar ¨. Cuando el camaleón llegó al bosque se tropezó con un árbol y enseguida cambió de color. Desde entonces el camaleón cambia de color según en el árbol que sea.

 

  Los Elekes

Los Elekes son collares que en función al orisha que represente lleva los colores característicos de cada uno de ellos. Dependiendo de la casa de santo, los mismos tienden a variar en las diferentes tonalidades de colores y diseños, pero básicamente los collares mantienen su lineamiento. A continuación se indica los colores básicos y sus diseños de acuerdo al orisha representado, no obstante, los diseños de cada orisha varían en función al camino que lleve y a las diferentes marcas que posea, 3-6-7-21 etc.

 

ELEGGUÁ El collar de elegguá lleva colores rojo, negro, blanco, cristal, en algunos caminos o tierras lleva caracoles o azabaches. La marca básica es 3.  Ejemplos: 3 rojas, 3 negras, 3 blancas 1 roja, 1 negra, 1 blanca 1 roja, 1 negra 1 negra, 1 blanca

OGGÚN El collar de oggún lleva colores negro, verde, rojo, verde cristal (cuando la persona tiene pinaldo "cuchillo"), azabache. La marca básica es 3 o 7. Ejemplos: 21 negras, 7 verdes ( cristal o sólida ) 1 verde, 1 negra 1 verde, 1 negra, cada 21 se inserta un azabache 3 negras, 3 verdes 7 negras, 1 roja, 7 verdes, 1 roja

OSHOSI El collar de oshosi es de dos hilos (doble) y lleva colores azul, miel, ámbar, lleva coral y caracoles. La marca básica es 2, 3, 7. Ejemplo: 14 azules en cada hilo, se unen y pasan por 3 cuentas miel, 1 ámbar, 3 miel, se repite el ciclo insertando simétricamente coral y caracol.

INLE El collar de inle puede considerarse el más costoso, ya que en el mismo deben insertarse piedras preciosas o semi preciosas, sin que falte la acerina, también lleva oro y los colores azul agua, azul rey, amarillo, verde agua, coral. también debe insertarse un pez de oro o plata. Ejemplo: Normalmente  se elabora de forma matizada, una mezcla de cuentas de colores, piedras, metales, coral y un pez.

BABALU AYE El collar de babalu aye lleva varios colores en sus distintos caminos. La marca básica es 7, 13 y 14. Ejemplos de algunos caminos:

ALUWA: 14 negras, 1 azabache, 14 negras

BABA RIBO: 14 rojas, 7 blancas con rayas azules, 1 azabache

ARUBO: 14 negras, 7 blancas con rayas azules, 1 verde, 1 azabache

ASOJI: 14 negras, 7 carmelitas, 7 azules con rayas blancas, 1 azabache

AFIMAYE: 14 carmelitas, 7 blancas con rayas azules, 1 azabache también se puede hacer todo de azabache.

 ORISHAOKO El collar de orishaoko lleva colores azul claro, rojo, rosado, azabache, coral. Su marca básica es 7. Ejemplo: 7 azules claras, 1 roja, 7 rosadas, 1 azabache, 1 coral

YEWA El collar de yewa lleva colores rosado, rojo, coral (legítimo), azabache. Su marca básica es 4. Ejemplo: 4 rosados, 1 roja, 1 coral (obligatorio y tiene que ser original), 1 azabache

OBA El collar de oba lleva colores agua jabón o cristal, carmelita, ámbar (legítimo), miel, coral, azabache. La marca básica es 5 y 8. Ejemplos: 8 agua o cristal, 8 carmelitas, se saltean 5 ámbares 27 carmelitas, 3 miel, 1, coral, se intercambia 1 azabache y 1 ámbar.

OYA El collar de oya lleva colores carmelita con rayas negras y blancas, rojo, marrón. Su marca básica es 9. Ejemplo: 9 carmelitas, 1 roja, 1 roja o marrón, 9 carmelitas

OBBATALÁ El collar de obbatalá lleva color blanco, cristal, rojo, nácar, marfil, coral, agua jabón, todo en función del camino que tenga. Su marca básica es 8. Ejemplos: 24 blancas, 1 roja, nácar, marfil, coral (depende del camino) Todo blanco cerrado con el color de su obbatalá

ODUDUWA El collar de oduduwa lleva colores verde, blanco, nácar o marfil. Su marca básica es 4. Ejemplo: 4 verdes, 4 blancos, 1 verde, 1 blanco 16 verdes, 16 blancos, nácar o marfil

ANGAYÚ El collar de angayú lleva 9 colores, entre ellos carmelita, agua jabón. Su marca básica es 9. Ejemplo: 1 carmelita, 1 agua, 9 colores salteados

SHANGÓ El collar de shangó lleva los colores blanco y rojo. Su marca básica es 6, teniendo en cuenta que debe tener la misma cantidad de cuentas rojas y blancas. Ejemplos: 1 blanca, 1 roja 6 blancas, 6 rojas 1 blanca, 1 roja hasta hacer 12, 6 rojas o blancas turnadas por vuelta.

OLOKUN El collar de olokun lleva colores azul marino cristal, verde cristal, coral, azul claro, rojo, se puede insertar caracoles y nácar. Su marca básica es 9. Ejemplo: 21 azul marino, 1 roja, 1 verde, se saltean nácar o caracol

YEMAYÁ El collar de yemayá lleva colores azul oscuro, azul claro, agua jabón, cristal, rojo, dependiendo del camino. Su marca básica es 7. Ejemplos:

ASHABÁ: 7 azul claro, 1 coral, 7 agua o cristal

ASESÚ: 7 azul claro, 1 coral, 7 jabón o cristal, 1 verde cristal

OKUTÉ: 7 azul oscuro, 1 roja, 7 jabón o cristal

MAYELEWO: 7 azules oscuro cristal, 1 roja, 7 jabón, 1 verde (también lleva todos los tonos a azul en su collar)

KONLÁ: 21 jabón, 1 azul claro. (el jabón es necesario ya que ella vive en la espuma del agua, y ese representa el color de la espuma)

AGANÁ: 7 azul oscuro, 7 jabón, 1 coral

OSHÚN El collar de oshún lleva colores amarillo, miel, verde cristal, rojo cristal, azabache, ámbar, nácar, coral. Su marca básica es 5. Ejemplos:

IBÚ KOLÉ: 15 miel, 1 verde, 5 rojas, 1 azabache

IBÚ AÑÁ: 15 miel, 5 rojas, 5 amarillas, 1 roja, 1 ámbar, 1 roja

IBÚ AKUARÓ: 15 miel, 5 rojas, 1 nácar

OLÓ LODÍ: 15 miel, 5 amarillas, 5 verdes, 1 ámbar.